viernes, 30 de septiembre de 2016

La crisis de identidad de la socialdemocracia


(Pedro Sánchez y Jeremy Corbyn. ¿Compartirán destino?)


Jeremy Corbyn fue elegido líder del Partido Laborista británico a finales del año pasado. Su perfil izquierdista levantó recelos entre los barones de su partido que se dedicaron al navajeo público contra él. Hace unos días convocó unas primarias que acabó ganando con el 61%. La militancia lo apoyaba.
Las similitudes con lo sucedido estos días con el PSOE son sorprendentes. Si bien lo del PSOE aún está en el aire y veremos cómo termina y si Pedro Sánchez sobrevive (y también hay que señalar que Pedro Sánchez no es Jeremy Corbyn), creo que estos hechos demuestran una clara crisis de identidad de los partidos que se identifican con la socialdemocracia.
La crisis de identidad viene motivada por el choque entre las visiones de los dirigentes y barones y la de la militancia. Los primeros se las dan de pragmáticos y tienden a dejar por el camino valores de izquierdas que siempre defendieron o decían defender. Los segundos se muestran de izquierdas y se sienten decepcionados con su propio partido cuando se aleja de las ideas que defienden o deberían defender.
La socialdemocracia debe aún decidir en qué espejo mirarse, si en el neoliberal de los barones y dirigentes o en el de la izquierda de sus militantes. Mientras tanto seguirán dándose estas guerras que lo único que hacen es beneficiar a la derecha