jueves, 3 de octubre de 2013

Andrés María Cortabitarte: del accidente del metro de Valencia al accidente del Alvia de Santiago



(Andres María Cortabitarte)

El pasado 24 de julio, un tren Alvia descarrilaba cerca de la estación de Santiago de Compostela, provocando la muerte de 79 personas. El juez que lleva la instrucción del accidente decidió, unos meses después, imputar a varios directivos de Adif por una posible falta de medidas de seguridad que evitasen accidentes como el ocurrido. Entre los imputados se encontraba Andrés María Cortabitarte, que fue quien tomó en última instancia la decisión de anular el sistema se seguridad de la alta velocidad en el tramo Ourense-Santiago.


(Orden emitida por Cortabitarte que anula el sistema de seguridad de la alta velocidad.)

Pero Cortabitarte tiene una conexión con el accidente de metro de Valencia, del 3 de julio de 2006. Él fue el perito judicial en el que se apoyó la jueza Nieves Molina en su instrucción del caso (experiencia en accidentes ferroviarios ya tenía, pues él ya había realizado el informe oficial del accidente de Chinchilla en 2003, donde chocaron dos trenes provocando la muerte de 19 personas).
Cortabitarte realizó un informe en el que achacaba como única causa del accidente la velocidad. El informe pericial iba apoyado por una chapucera simulación informática que "demostraba" que una unidad UTA 3700 volcaba a 80 Km/h en una curva como la del túnel del Valencia en el que se produjo el accidente (claro que la simulación no tenía en cuenta que en el accidente se vieron involucradas dos unidades, no una). Las conclusiones de Cortabitarte fueron las únicas que tuvo en cuenta la jueza, sin hacer caso a otras voces críticas. Años después, cuando el accidente de metro saltó a las portadas nacionales a raíz del reportaje de Jordi Évole, Cortabitarte se excusó diciendo que él elaboró su informe en base a la información que recibió de la empresa. Supongo que Cortabitarte no fue capaz de preguntar por el libro de averías, desaparecido junto a sus copias; ni fue capaz de preguntarse por qué la posición del tren no encajaba con un accidente por exceso de velocidad; ni por qué el bogie delantero de la unidad volcada se rompió y desprendió, cosa que no pasó con los demás; ni por qué los cristales de las ventanas se desprendieron (que no rompieron).

9 comentarios:

mexes dijo...

y este pendejo handa suelto ...

Kurtz dijo...

Pues sí, anda suelto. Él y tantos otros responsables del accidente de metro y de la chapucera versión oficial.

Leonor dijo...

No tiene verguenza, ni ética, ni dignidad. Muy poco profesional. Ni él ni ninguno de los políticos, jueza, ni aquellos que miran hacia un lado etc etc

valenciafart dijo...

Los valencianos no podemos consentir que nos sigan tratando de ignorantes ,es muuuuuuy triste !!!!!!

Kurtz dijo...

Leonor: En este caso, y en otros a lo largo y ancho de la geografía valenciana y española, la falta de ética y de vergüenza asusta.

Valenciafart: No, no lo podemos ni debemos consentir. Y ojalá esa tendencia cambie en los próximos meses, porque sino, lo que nos espera, va a ser muy duro.

Plataforma Víctimas Tren Santiago dijo...

Siniestro es señor.

¿Sabe alguien la formación académica de Cortabitarte? O solo es un palmero al servicio de los políticos.

Kurtz dijo...

Pues ahora mismo no sabría decir, pero se puede intentar averiguar.

Lovecraft dijo...

Pues ya le queda menos para rendir serias cuentas... http://politica.elpais.com/politica/2017/03/13/actualidad/1489416022_664943.html

Kurtz dijo...

Eso espero, sinceramente.